Archivo de la etiqueta: director

César Maroto, director de A protestar a la Gran Vía.

Nace en Madrid hace más de cuarenta años y le adoptan en Guadalajara.

Allá por el año 2001 termina los estudios de arte dramático en la RESAD de Madrid y los complementa con Piris en Comedia dell´arte,  en esgrima escénica con Jesús Esperanza y esgrima medieval con Enzo Querubino. Ya en 2008 realiza algunos cursos con Will Keen sobre el universo de Shakespere.

En teatro ha trabajado como actor con la compañía Fuegos Fatuos desde 1999 en espectáculos como el Avaro de Molière, Crónicas sobre textos de Quim Monzó, Las Mujeres Sabias de Molière, Tres sombreros de Copa de Mihura… entre otros. A partir de 2002 trabaja de actor regularmente con la compañía Yllana en espectáculos de la compañía como 666, Brookers, Star Trip, Muu!2 o Splahs!,  e interpreta y crea junto a ellos Olimplaff, Zoo (con el que ganan un premio Max), Far West y Chefs.

Como director ya en 2008 realiza el espectáculo poético San Juan Poeta para el festival de Pastrana. Luego le siguen No más Animaladas! y Cocina de Historias para Fuegos Fatuos y Farsantes teatro. Ya en 2016 dirige una adaptación de La Celestina de Rojas para la compañía Tumbalobos.

En audiovisuales trabaja como actor, entre otras películas,  en Ocho Apellidos Catalanes de Martinez-Lázaro,  No Culpes al Karma de lo que te Pasa por Gilipollas de Ripoll o Lo Contrario al Amor de Villanueva. En cortometrajes señalar Servicio Técnico de Fesser y en tv, capitulares en series como El Secreto de Puente Viejo, La que se Avecina, Amores que Duelen o Nochegüena News.

 

Anuncios

“Dirijo a un grupo de dementes que siguen apostando por el camino curvo”

La semana pasada, Alfonso Mendiguchía, autor y director de esta humilde banda absurda fue invitado por el periódico El Mundo a hacer un encuentro digital.

Una vez allí, respondió diligentemente a todas las preguntas y nos regaló este absurdo titular: “Dirijo a un grupo de dementes que siguen apostando por el camino curvo”. Pues sí, esos somos nosotros y no nos podría haber definido mejor.

¿Quieres saber qué más perlas nos dedicó? Pues haz CLICK AQUÍ, absurdo.